Leyendo a mi hijo de 5 años

Desde que nació, mi hijo de 5 años y yo compartimos al menos una lectura antes de ir a dormir. Es el momento más íntimo y cómplice del día. No lo cambiaría por nada del mundo.

Todo lo relacionado con la lectura lo hago de forma apasionada, pero también documentada, aunque hasta hoy no me había parado a ordenarlo en un escrito como este.

Analizando mi estrategia para disfrutar y aprovechar al máximo de ese momento, os comparto los que considero los puntos clave que están haciendo que la experiencia lectora con mi hijo esté funcionando*:

  • Leemos juntos desde los primeros días de su vida. Nunca es demasiado pronto ni demasiado tarde para empezar.
  • Leemos lo que a él le apetece.
  • Periódicamente le voy proponiendo nuevos temas, libros, lecturas, formatos… No le impongo, sino que intento “vendérselo”. En última instancia, siempre decide él. Sí, a veces me quedo con las ganas de leer una de esas que no ha elegido.
  • El tiempo de lectura dura unos 10-20 minutos, según el día, su estado de ánimo (y el mío), cansancio, motivación, etc. A veces dura 5 minutos, otros 30.
  • Si un día no le apetece, no leemos.
  • A mi hijo le interesan especialmente los “bichos”: insectos, reptiles, dinosaurios, etc. Por eso leemos muchos libros que nos explican cosas sobre ellos. Yo también aprendo muchas cosas y se lo hago saber.
  • Leemos sobre todo en papel, aunque a veces también con la tablet.
  • Algunos días (1 o 2 a la semana), complementamos la lectura con un vídeo de 2-4 minutos sobre el tema de la lectura o relacionado. Estos días están limitados (no es cualquier día): únicamente los días que al día siguiente es fiesta (viernes y sábados, principalmente).
  • Durante el día, no pierdo la oportunidad de hablar sobre temas que leímos en algún momento y relacionar cosas que vemos o nos pasan con lecturas que hemos hecho y temas que hemos aprendido.
  • Juntos también investigamos, inventamos juegos, manualidades, relacionadas con las lecturas.
  • Le animo a que le explique a su madre, abuelos, amigos cosas sobre lo que ha aprendido / leído.
  • Cuando hay oportunidad, le animo a que lea a su hermano de 2 años y le enseñe cosas, especialmente sobre los “bichos”.
  • Le dejo que toque y mire “mis” libros, esos que tienen muchas letras y son muy gordos.
  • De vez en cuando vamos a la biblioteca y husmeamos lo que hay, con total libertad. Nos llevamos un montón de libros nuevos cada vez, algunos triunfan, otros no. Otras veces vamos a la librería.
  • En casa hay estantes con sus libros que están a su altura para que pueda cogerlos cuando quiera.

* “Funcionar quiere decir” que cada día quiere más, que muestra interés, que espera y busca ese momento, que lo comparte y lo explica, que nos hace felices.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: